Cómo limpiar la jaula de tu hámster

La limpieza en la jaula es una parte importante en los cuidados de tu roedor; es necesario limpiar la jaula de tu hámster para evitar enfermedades, como lo podría ser la cola mojada.

Entonces, ¿cómo la debemos limpiar? Para empezar, hablemos del sustrato.

Cada cuánto se debe cambiar el sustrato de mi hámster

Cuidar la casa de tu hámster es importante. No necesitas cambiar todo el sustrato donde él juega y duerme cada semana, esto puede generar mucho estrés en tu hámster al no reconocer su olor en la jaula. Lo mejor es cambiar una sexta parte de sustrato cada dos semanas, pero antes asegúrate de que su jaula sea grande, mas o menos del tamaño de 10 hojas de papel juntas. El sustrato debe ser suficiente para que pueda enterrarse, unos 15 centímetros de altura mínimos, si tu hamster es sirio deberán ser 20 cm.

Las mejores jaulas

Por lo general, las jaulas de madera o las llamadas topper jaulas, son las mejores lo que permite que las mascotas tengan un área más amplia para moverse y explorar.

Por otro lado, las jaulas que se venden habitualmente en las tiendas de mascotas a menudo son criticadas por su tamaño reducido. Muchos expertos en el cuidado de animales y dueños de mascotas opinan que estas no proporcionan el espacio suficiente para que una mascota viva cómodamente y pueda realizar todos sus movimientos naturales. Es esencial para la salud física y mental del animal tener suficiente espacio para desplazarse, jugar y descansar sin sentirse confinado.

Limpieza diaria (comedero, bebedero, arenero y desechos)

Por otro lado para mantener limpio, cada día deberas quitar los desperdicios que veas, como las bolitas de excremento y las partes del sustrato que estén amarillas, porque ahí hizo pipí. Si puedes usar sustrato blanco, será más fácil ver estas manchas. Si la jaula de tu hámster es de plástico o de madera, puedes limpiar la base con un trapo húmedo cuando hagas la limpieza.

La limpieza de estos tres se debería realizar diariamente. Cambiar el agua por agua fresca, retirar la comida del día anterior; evitando así la presencia de moho y limpiar su comedero. De la misma forma, el arenero se debería limpiar diariamente, sacando todos los desperdicios que pudieran haber usando un colador de cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *